folclor colombiano

Ir abajo

folclor colombiano

Mensaje por Admin el Miér Oct 15, 2014 9:35 am

FOLCLOR VALLENATO (Folclor acordeonero colombiano)

EL FOLCLOR VALLENATO
FOLCLOR VALLENATO

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Es un fénomeno cultural, es arte, historia, es vivencia es música por tanto es una de la manifestaciones artísticas más ricas de nuestro pueblo . Nuestra música vallenata no solo puede definirse como algo típico de la Costa Norte de Colombia,en términos generales de Valledupar, sino como la representación autentica más sobresaliente de nuestro país donde se manifiesta el talento, la poesía, la magia, la lirica y el sentimiento de un pueblo alegre, festivo y laborioso expresa sus emociones através de sus constumbres y tradiciones.





> EL FOLCLOR VALLENATO 8
7 5 4
1El folclor vallenato
El Folclor Vallenato es símbolo del folclor colombiano. Los privilegios naturales con que cuenta el Valle de Upar: hidrografía, fauna, flora, clima, fertilidad del suelo, son la cuna de una gran cultura con un lenguaje regional característico, canto y música que se constituyen en la síntesis de sus valores, artesanías, danzas, alimentación exótica y todo lo que constituye el vigor de un folclor.


Vallenato
Vallenato
Orígenes musicales Música ancestral indígena de la Costa Caribe colombiana, ritmos africanos traídos en la época de la esclavitud, música europea ejecutada con acordeón, cumbia.
Orígenes culturales Cantares de vaquería y colitas, entre otros, a fines del siglo XIX en la provincia de Padilla (actuales Cesar, Guajira,Magdalena).
Instrumentos comunes Acordeón diatónico, caja vallenata, guacharaca
Popularidad Alta en Colombia desde losaños 1960, Venezuela,Ecuador y Panamá.
Subgéneros
Paseo, merengue, son, puya y tambora.
Fusiones
Charanga-vallenata - Vallerengue - vallenato-pop - vallenato-rock - vallenatón. Corrientes: Vallenato tradicional, vallenato romántico, vallenato de la Nueva Ola, vallenato comercial.
Enlaces
Festival de la Leyenda Vallenata, Alejandro Durán, Rafael Escalona
El vallenato es un género musical autóctono de la Costa Caribe colombiana con epicentro en la antigua provincia de Padilla (actuales sur de La Guajira, norte del Cesary oriente del Magdalena) y presencia ancestral en la región sabanera de los departamentos de Bolívar, Sucre, Córdoba. Su popularidad se ha extendido hoy a todas las regiones del país y países vecinos como Panamá, Venezuela, Ecuador y México. Se interpreta tradicionalmente con tres instrumentos: el acordeón diatónico, laguacharaca y la caja vallenata. Los ritmos o aires musicales del vallenato son elpaseo, el merengue, la puya, el son y la tambora.1 El vallenato también se interpreta con guitarra y con los instrumentos de la cumbia en cumbiambas y grupos de millo.
Índice   [ocultar]
1 Etimología
2 Instrumentos
3 Características
4 Origen
5 Aires o ritmos
5.1 Paseo
5.2 Merengue
5.3 Puya
5.4 Son
5.5 Tambora
6 Romanza vallenata
7 La piqueria
8 Escuelas
9 Corrientes
9.1 Vallenato tradicional
9.2 Vallenato comercial
9.3 Vallenato romántico
9.4 Vallenato de la Nueva Ola
10 Músicos
11 Festivales importantes
12 Bibliografía
13 Referencias
14 Enlaces externos
Etimología[editar]

No se sabe con exactitud de dónde proviene la palabra "vallenato", a pesar de las muchas hipótesis que han sido expuestas. Sin embargo, a principios del siglo XX, tenía una connotación despectiva y a los propios habitantes de Valledupar no les gustaba. Por tal motivo, en 1915 don Miguel Vence, educador de primaria, fundó una Academia de la Lengua de Valledupar, la cual sesionó una sola vez y determinó que el gentilicio de los nacidos en Valledupar fuera "valduparense".2
Generalmente se define al vallenato como un género musical de la Costa Caribe colombiana, más precisamente del área de influencia de Valledupar, capital del departamento de Cesar. Se sostiene que el nombre proviene del gentilicio popular de los nacidos en la ciudad donde tiene mayor arraigo este género. Según algunos, se trata de un neologismo que nació con los nativos viajeros en mulas, que cuando se les preguntaba en otras tierras de dónde eran, en su decir campesino respondían "Soy nato del Valle", que es como decir "Soy del Valle nato".3
No obstante que el término "vallenato" puede referirse a los nacidos o a las cosas que se originan en Valledupar (Valle de Upar, el valle de Eupari, cacique indígena legendario de la región),4 existen otras versiones de la denominación: Según Barrameda Morán, el vocablo "ballenato" pasó a designar a todas las personas que padecieran la contaminación sanguínea producida por el jején, fueran oriundos o no de Valledupar y dice: "La tendencia popular a confundir V con B en su pronunciación, terminó por generar el nuevo vocablo: Vallenato".3
De manera similar, otra versión sostiene que en las áreas rurales de los bancos del río Cesar, muchos de los habitantes extremadamente pobres sufrieron de una enfermedad producida por un mosquito que les dejó la piel seca y escamosa, con parches descoloridos. La gente asoció la enfermedad con las ballenas recién nacidas (ballenatos), también llamadas "pintaos", que tienen un color manchado de blanco y rosado, parecido a la enfermedad dérmica llamada carate o jovero, por lo cual se identificaba a quienes la padecían como caratejos o ballenatos. De tal forma que "vallenatos" llegó a ser un nombre para menospreciar a la gente pobre el río.52
Instrumentos[editar]



Acordeón, caja y guacharaca, los instrumentos básicos del vallenato.
Las melodías de estos cantos se interpretaron primero con la flauta de caña de millo o carrizo, abierta en sus dos extremos con cuatro orificios en su longitud y una lengüeta que forma la embocadura y pisa un hilo, sostenido por los dientes, para modular el sonido; a ella se sumaron la caja, tamborpequeño hecho artesanalmente del tronco hueco de los árboles secos y sellado en uno de sus extremos con un pedazo de cuero templado, y la guacharaca, instrumento ancestral indígena que se fabrica utilizando un pedazo de cañabrava a la que se le hacen pequeñas ranuras sucesivas para producir un sonido raspativo al ser frotadas con un hueso (originalmente).
A finales del siglo XIX, décadas después de su invención, el acordeón llegó a Colombia por el puerto de Riohacha; los vaqueros y campesinos lo incorporaron a sus expresiones musicales, y paulatinamente fue sustituyendo al carrizo hasta convertirse en el instrumento principal del conjunto típico de música vallenata.
Además de estos tres instrumentos, caja, guacharaca y acordeón, que representan la trietnia que dio origen a la raza y cultura de laCosta Caribe colombiana, el conjunto típico vallenato presenta un cuarto elemento básico que es el cantante, de más o menos reciente incorporación a raíz de los festivales vallenatos, ya que hasta los años 1960 la costumbre era que el acordeonero llevaba la voz cantante e interpretara él mismo la letra de las canciones que tocaba.

Acordeón diatónico.
 

Caja vallenata.
Acordeón diatónico: Instrumento de origen austriaco, inventado en su forma actual por Kiril Demian en Viena en 1829 y que fue introducido de contrabando por inmigrantes alemanes procedentes de Curazao por Riohacha (en las costas de la Guajira) hacia1885. Los músicos vallenatos lo modifican para que produzca su caraterístico sonido.6
Caja: Instrumento de percusión de origen africano. Se trata de un tambor pequeño cuyo parche se fabricaba de buche de caimán, luego de piel de marimonda negra y actualmente de cuero de chivo, venado o carnero. El vaso se hace de un tronco de árbol hueco de 40 cm de alto y 30 cm de diámetro. El árbol debe ser de tronco fibroso, como mucurutú, cañahuate o matarratón.7
Guacharaca: Instrumento cóncavo de fricción de 40 cm de largo que se elabora del tallo de la uvita de lata. Su nombre proviene de la guacharaca o pava silvestre, ave de monte cuyo canto es similar al sonido que produce el instrumento.7 También se utiliza en su lugar el guache.
El vallenato también se interpreta con guitarra y con los instrumentos de la cumbia en cumbiambas y grupos de millo.


Última edición por Admin el Miér Oct 15, 2014 10:31 am, editado 1 vez
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 238
Fecha de inscripción : 20/08/2013

Ver perfil de usuario http://wilsongerman52.foro-colombia.net

Volver arriba Ir abajo

Re: folclor colombiano

Mensaje por Admin el Miér Oct 15, 2014 9:36 am

Características
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
El vallenato o la música vallenata hace parte de la música folclórica de la Costa Caribe colombiana. Es el ritmo musical colombiano que ha alcanzado más popularidad, tanto a nivel nacional como internacional.
Lo que hace característico al vallenato tradicional es ser interpretado sólo con tres instrumentos que no requieren de amplificación alguna: dos de percusión (la caja y la guacharaca), que marcan el ritmo, y el acordeón diatónico (de origen europeo) con el que se interpreta la melodía. No obstante, en algunas ocasiones las canciones se componen o interpretan con otros instrumentos: la guitarra, la flauta, la gaita y el acordeón cromático. Por otra parte, para el vallenato comercial es común no sólo la incorporación de estos instrumentos, sino también del bajo eléctrico y otros de percusión, como las congas y los timbales.
La importancia que adquirió el vallenato en las últimas décadas del siglo XX llevó a la organización de festivales en los que los acordeoneros compiten por el honor de ser declarado el más hábil ejecutor de cada uno de los aires tradicionales (a excepción, inexplicablemente, de la tambora). El más célebre de estos festivales es el Festival de la Leyenda Vallenata, que se celebra anualmente a fines de abril en Valledupar, y cuya primera versión se disputó en 1968. Desde 1987, el Festival Cuna de Acordeones deVillanueva, Guajira, se ha convertido en el segundo de mayor importancia.
En el vallenato el modo de uso del acordeón diatónico requiere usar simultáneamente ambos lados del acordeón. Lo anterior caracteriza al acordeonero colombiano y diferencia al vallenato de los otros géneros musicales con acordeón, donde generalmente se suprime o subutiliza la parte de los bajos (ejecutados con la mano izquierda): En Colombia, la forma armónica y rítmica con que el acordeonero maneja los bajos es un factor relevante de calificación en los festivales vallenatos.


Última edición por Admin el Miér Oct 15, 2014 10:33 am, editado 1 vez
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 238
Fecha de inscripción : 20/08/2013

Ver perfil de usuario http://wilsongerman52.foro-colombia.net

Volver arriba Ir abajo

Re: folclor colombiano

Mensaje por Admin el Miér Oct 15, 2014 9:36 am

Origen

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Llanuras del Cesar. Al fondo, la Sierra Nevada de Santa Marta.
El vallenato nace en una vasta región enmarcada por los ríos Magdalena, Cesar y Ranchería, el mar Caribe, la Sierra Nevada de Santa Marta y las estribaciones de laSerranía del Perijá, hace más de 200 años.
Los cantos de vaquería con que los peones de las grandes haciendas acompañaban sus jornadas vespertinas para recoger y encerrar el ganado, fueron la base de lo que más tarde se convertiría en las historias cantadas que derivaron en las canciones vallenatas.
Los primeros acordeoneros de que se tiene memoria fueron a la vez autores de los cantos que interpretaban; cantos que ya tenían una clara diferencia rítmica y una estructura musical propia que les valieron ser clasificados como paseos, merengues, puyas, tamborasy sones. Entonces no había, como hoy, una persona especializada únicamente en componer el canto, otra en ejecutar la melodía en el acordeón y una tercera que los cantara. El acordeonero era un músico integral que con igual destreza hacía sonar el acordeón como interpretaba cantos de su propia inspiración o, en ocasiones, de un tercero. Y hechos los primeros cantos, los acordeoneros se convirtieron en correos cantados, en periodistas musicales, juglares, que iban de pueblo en pueblo y de vereda en vereda llevando la información de los últimos sucesos narrados en los merengues, paseos, puyas, sones y tamboras que cantaban cuando se reunían a descansar y, en ocasiones especiales, a bailar en cumbiambas que se formaban con motivo de las fiestas patronales, entre otras ocasiones.
En relación con los cantares de vaquería como uno de los orígenes del vallenato, el investigador cultural y musical Ciro Quiroz anota sobre la cumbia:


Última edición por Admin el Miér Oct 15, 2014 10:29 am, editado 1 vez
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 238
Fecha de inscripción : 20/08/2013

Ver perfil de usuario http://wilsongerman52.foro-colombia.net

Volver arriba Ir abajo

Re: folclor colombiano

Mensaje por Admin el Miér Oct 15, 2014 10:09 am

.Era otra más de las formas musicales nacidas del trabajo colectivo, como aquella de los bogas que en la actividad de la navegación fue la raíz de la cumbia o aquella otra de los 'socoladores', llamada 'zafra' en algunos lugares, y que murió al agotarse la fuente matriz inspiradora,...8
En cuanto al sitio de origen del vallenato, Quiroz anota:
Mompox y su zona de influencia, como parte del Magdalena Grande, debe ser incluido también dentro del territorio donde nació el vallenato, con cunas discutibles como Plato, Valledupar, Riohacha, El Paso y la Zona Bananera.9
Sobre la transición de pitos y flautas a los instrumentos actuales del vallenato, el mismo autor dice sobre la primitiva denominación de los aires:
...Esta primera transición instrumental es difícil de precisar en el tiempo, pero se percibe claramente todavía hacia finales del siglo XIX, cuando sones, puyas y tamboras se escuchaban a orillas de los ríos en flautas y en pitos cruzados con el nombre genérico de 'cumbia'.10
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 238
Fecha de inscripción : 20/08/2013

Ver perfil de usuario http://wilsongerman52.foro-colombia.net

Volver arriba Ir abajo

Re: folclor colombiano

Mensaje por Admin el Miér Oct 15, 2014 10:10 am

Aires o ritmos
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Conjunto vallenato.
Paseo[editar]
A diferencia de todos los demás aires de este folclor, el paseo vallenato tiene una cuadratura de compás de cuatro tiempos. La marcación de los bajos es de uno por tres y a veces, de acuerdo con la pieza, de dos por uno. Para los intérpretes es el aire más fácil de tocar. Este ritmo recoge literariamente y de forma espontánea las historias y relatos del pueblo.
Merengue[editar]
Musicalmente hablando, el merengue vallenato tradicional tiene una cuadratura de compás de seis por ocho, un compás derivado, ya que los compases originales son el de cuatro tiempos, el de tres y el de dos.
Al igual que la puya el merengue fue de los primeros ritmos en ser tocados con acordeón e igualmente su auge se dio en los primeros años del presente siglo. Sus mayores exponentes fueron Chico Bolaños, Octavio Mendoza y Chico Sarmiento.
En lo que a las letras se refiere son muy pocas las veces en que son románticas; la misma naturaleza del ritmo se presta muy poco para ello. La gran mayoría de los merengues describen situaciones vividas por el compositor o simplemente son dedicados a un amigo. Los merengues de ahora no tienen temas específicos, casi siempre son compuestos para el jolgorio del pueblo. En el aspecto comercial el merengue, junto con el paseo es el que más se graba y se vende, aunque en los últimos trabajos discográficos, en promedio por cada cuatro paseos hay un merengue.
Puya[editar]


Cajero.
En Valledupar y demás pueblos del antiguo departamento del Magdalena Grande, el ritmo más antiguo era llamado puya. Su nombre deriva del verbo puyar, y tiene un compás de seis por ocho. Este ritmo, en su forma indígena, nunca tuvo canto y consistía en la imitación hecha por el carricero –pitero o caña sillero-, en ritmo rápido, del canto de algunos pájaros; se bailaba en hileras, llevando cada persona las dos manos cerradas a la altura del pecho con los dedos apuntando hacia delante y simulando que se puyaba repetidamente a quien danzaba adelante. Posteriormente, a través del tiempo, se fueron fusionando los distintos elementos triétnicos típicos de la cultura costeña y ribereña colombiana, logrando sumarse la puya negroide, género cantado, a la puya indígena, dándose como resultado la puya vallenata con su actual equilibrio entre el canto, la melodía y el ritmo.
La puya y el merengue en su patrón rítmico y armónico son iguales. La diferencia está marcada en su concepción melódica: en el ritmo, en la música y naturalmente en la interpretación que se haga, propia de cada pieza. Así, la puya tiene una marcación en los bajos de dos por dos y, a veces, de dos por uno en ciertos pasajes de la interpretación, aunque no en todas las piezas. La velocidad que se le imprima no supone una diferencia, porque el intérprete la toca a su gusto.
La puya se destaca por ser el aire más rápido, y el que exige más habilidad en el intérprete del acordeón. Se utiliza más comúnmente en las contiendas y competencias de acordeonistas en los festivales vallenatos de Colombia.
Son[editar]
El son vallenato tiene una cuadratura de compás de dos por cuatro. Una característica esencial en la ejecución de este aire es la prominente utilización de los bajos del acordeón en la interpretación de cada pieza, tanto que los bajos pueden ser más notorios que la misma melodía emitida por el teclado, principalmente en los acordeoneros de las nuevas generaciones.
El son tiene una marcación en los bajos de uno por uno muy marcada, sobre todo en intérpretes sabaneros o de influencia bajera – viejo Bolívar -; a diferencia de los acordeoneros de la provincia, quienes interpretan el son más fluido, menos marcado, más sutil y le dan una marcación de bajo de uno por dos y de dos por uno, en ocasiones.
Como el paseo, los sones son una especie de crónica en donde la singular narrativa del cantor deja plasmados los acontecimientos de su existencia, particularmente en esta especie se representan dramas nostálgicos que han constituido parte importante en la vida del autor.
Tambora[editar]
La tambora no es un ritmo vallenato, pero si caribeño, que hoy tiende a desaparecer. Tomó denominación femenina debido al predominio de voces de mujeres cuando estos aires eran solo cantados.
Aun cuando sus textos tienen parecido con los merengues dominicanos antiguos, no se puede decir que ese es su origen. Quizás esa similitud se deba a un mismo origen y al patrón étnico común.
Unas son politemáticas, en las que cada verso expresa una circunstancia diferente a la del otro, pero existe uno que es constante. Algunas tienen la particularidad de intercalar el inmodificable verso fijo cada dos versos, y otras mantienen la unidad de escritura de un tema, pero sin tener en cuenta concordancia y armonía en las frases poéticas.
En general, todas tienen condición satírica, lograda en la descoordinación que resalta más el contraste. Todavía existen algunas puramente instrumentales, interpretadas únicamente con tambores. De ahí su designación.1
Ejemplos de tamboras: "La candela viva" (de Alejandro Durán), "Mi compadre se cayó", "La perra".
La tambora tradicional es de conformación triétnica (negro, blanco, indio) y que su entorno geográfico está centrado a orillas del río Grande de la Magdalena en la sub-región denominada Depresión Momposina. Los pueblos del departamento del Cesar que han tenido la tambora como identidad cultural son, entre otros: Tamalameque, La Gloria, Gamarra, Chimichagua, Chiriguaná, El Paso.
Los instrumentos de la tambora tradicional son: la tambora, instrumento bimembranófono que se ejecuta con dos "mambacos" o baquetas y el guache, acompañado de palmas. En este ritmo una voz versea (la cantadora o cantador) y un coro de voces responden un estribillo, ya que es un canto responsorial.
La tambora tradicional consta de cuatro aires: la tambora tambora ("La candela viva", "La perra"), la guacherna ("La zaragozana"), el chandé ("Vamos a bailar chandé") y el berroche ("El Negro").
En el municipio de Tamalameque se realiza en el mes de diciembre el Festival Nacional de la Tambora y la Guacherna, donde se dan cita los mejores exponentes de este folclor de resistencia.
Romanza vallenata[editar]

Antecedido de una gran polémica en el mundo vallenato, un quinto aire para concurso fue institucionalizado en Villanueva durante la versión 29 del Festival Cuna de Acordeones de 2007. El llamado "quinto aire" fue bautizado como "Romanza Vallenata", en este mismo festival en el año 2006, y fue aceptado como tal con el respaldo de autoridades del vallenato como Rafael Escalona, Francisco Zumaqué, Hernán Urbina Joiro, Rosendo Romero y el expresidente Alfonso López Michelsen.
De esta manera se aceptó que el llamado "paseo" que comercialmente se escucha hoy, lo dejó de ser hace algún tiempo. Así como en su momento del "son" surgió el "paseo"[cita requerida], hoy surge un nuevo aire de este. Las romanzas vallenatas, por su carácter lírico o poético, son un canto al amor, al desamor, al perdón y a la mujer, distinto del paseo clásico que se interpreta en los festivales, por eso se decidió darle un espacio en ellos. Además, se tuvo en cuenta que este aire ha sido motor trascendental para la internacionalización del vallenato. Este aire, hijo del paseo,[cita requerida] adquirió independencia gracias a su aceptación mundial y después de voces en contrario que no admiten la evolución del género musical.
Igualmente no se determina esta denominación como un ritmo oficial vallenato.
La piqueria[editar]

La piqueria (de "pique", enfrentamiento) es una competencia usualmente entre dos verseadores improvisadores y repentistas, en la que gana quien produzca mejores versos y se equivoque menos, a juicio de un jurado. Existen las modalidades de versos de cuatro palabras, décima de tema libre y pie forzado. Al momento de elegir al ganador se tienen en cuenta factores como la capacidad para improvisar con agilidad, gracia y exactitud métrica y rítmica versos de cuatro palabras (cuartetas) o de diez (décimas) para desafiar o responder el requerimiento musical de un contrincante en iguales condiciones. A juicio del jurado, el pique puede tener como punto de partida un solo verso de cuatro palabras con un tema determinado, una décima de tema libre o un pie forzado. El jurado puede imponer cualquiera de estas tres modalidades o imponerlas todas si así lo considera.11
Escuelas[editar]

Tradicionalmente se identifican tres escuelas en el vallenato:12
Vallenato-Vallenato: El tradicional del norte del Cesar, con epicentro en la región comprendida entre Valledupar y El Paso, y la Guajira, con exponentes como Alejandro Durán, Emiliano Zuleta Baquero , Luis Enrique Martínez, Antonio Salas y Lorenzo Morales, entre otros.
Vallenato-Bajero: El de la región del Magdalena y Bolívar, con Francisco "Pacho" Rada y Abel Antonio Villa entre algunos de sus exponentes más importantes.
Vallenato-Sabanero: El de Sucre y Córdoba, con exponentes como Andrés Landero, Eugenio "Geño" Gil y Alfredo Gutiérrez, entre otros.


Última edición por Admin el Miér Oct 15, 2014 10:34 am, editado 1 vez
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 238
Fecha de inscripción : 20/08/2013

Ver perfil de usuario http://wilsongerman52.foro-colombia.net

Volver arriba Ir abajo

Re: folclor colombiano

Mensaje por Admin el Miér Oct 15, 2014 10:10 am

Corrientes
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Vallenato tradicional[editar]
De carácter eminentemente folclórico, es el vallenato ejecutado en los festivales, como el Festival de la Leyenda Vallenata o el Cuna de Acordeones. Comprende la totalidad de los ritmos tradicionales, la puya, el paseo, la tambora, el son y el merengue. Su temática abarca hechos de la vida cotidiana, la amistad, la parranda, la tierra y la mujer. Es la música que cultivaron los juglares comoAlejandro Durán, Abel Antonio Villa, Luis Enrique Martínez, "Toño" Salas, Lorenzo Morales, Leandro Díaz, "Pacho" Rada, "Colacho" Mendoza, Rafael Escalona, entre otros.
Vallenato comercial[editar]
Es una de las primeras corrientes vallenatas, conocida como "yuca" hacia los años 1980. Se empezó a escuchar en las emisoras comerciales a principios de los años 1970. Sus principales representantes son Otto Serge y Rafael Ricardo,Jorge Oñate, LosHermanos Zuleta, Diomedes Díaz, el Binomio de Oro, Los Betos e Iván Villazon, entre otros. Predomina el paseo y, en menor proporción, el merengue.
Vallenato romántico[editar]
Está influenciado por otros ritmos como la balada, impulsado por Iván Calderón a finales de los años 1980 y comienzos de los años 1990, se basa principalmente en el paseo y últimamente en la denominada romanza. Su principal característica radica en la letra, donde exclusivamente se le canta al amor. Sus temas incluyen amores, despechos, distanciamientos, reconciliaciones. Por lo general se exceptúan los nombres propios para facilitar sus dedicatorias. Es el subgénero que más aceptación tiene en el interior de Colombia, en Monterrey, México, Paraguay, norte de Argentina y las colonias de colombianos en el extranjero, pero a la vez goza de muy poca popularidad en la Costa Caribe. Algunos de sus representantes más importantes son Jorge Celedón, Binomio de Oro, Patricia Teherán,Los Diablitos, Los Gigantes del Vallenato, Los Inquietos, Los Chiches, Nelson Velásquez, y Jean Carlo Centeno.
Vallenato de la Nueva Ola[editar]
Durante los primeros años de este nuevo milenio ha surgido un movimiento al interior de la música vallenata que propone su modernización, pero retornando a los principios fundamentales que tenía el género antes del vallenato romántico; es aquí donde se ha visto la combinación de las clásicas letras vallenatas (cantándole a la mujer, al amor, a la fiesta) combinadas con música electrónica,reggae y otros ritmos externos. Este género tuvo su principal impulsor en Kaleth Morales, miembro también de una dinastía musical vallenata.
Otros artistas han adoptado esta tendencia como Silvestre Dangond, Peter Manjarrés, Felipe Peláez, Alejandro Palacio, Fabián Corrales, entre otros.


Última edición por Admin el Miér Oct 15, 2014 11:59 am, editado 1 vez
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 238
Fecha de inscripción : 20/08/2013

Ver perfil de usuario http://wilsongerman52.foro-colombia.net

Volver arriba Ir abajo

Re: folclor colombiano

Mensaje por Admin el Miér Oct 15, 2014 10:11 am

Corrientes

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Vallenato tradicional[editar]
De carácter eminentemente folclórico, es el vallenato ejecutado en los festivales, como el Festival de la Leyenda Vallenata o el Cuna de Acordeones. Comprende la totalidad de los ritmos tradicionales, la puya, el paseo, la tambora, el son y el merengue. Su temática abarca hechos de la vida cotidiana, la amistad, la parranda, la tierra y la mujer. Es la música que cultivaron los juglares comoAlejandro Durán, Abel Antonio Villa, Luis Enrique Martínez, "Toño" Salas, Lorenzo Morales, Leandro Díaz, "Pacho" Rada, "Colacho" Mendoza, Rafael Escalona, entre otros.
Vallenato comercial[editar]
Es una de las primeras corrientes vallenatas, conocida como "yuca" hacia los años 1980. Se empezó a escuchar en las emisoras comerciales a principios de los años 1970. Sus principales representantes son Otto Serge y Rafael Ricardo,Jorge Oñate, LosHermanos Zuleta, Diomedes Díaz, el Binomio de Oro, Los Betos e Iván Villazon, entre otros. Predomina el paseo y, en menor proporción, el merengue.
Vallenato romántico[editar]
Está influenciado por otros ritmos como la balada, impulsado por Iván Calderón a finales de los años 1980 y comienzos de los años 1990, se basa principalmente en el paseo y últimamente en la denominada romanza. Su principal característica radica en la letra, donde exclusivamente se le canta al amor. Sus temas incluyen amores, despechos, distanciamientos, reconciliaciones. Por lo general se exceptúan los nombres propios para facilitar sus dedicatorias. Es el subgénero que más aceptación tiene en el interior de Colombia, en Monterrey, México, Paraguay, norte de Argentina y las colonias de colombianos en el extranjero, pero a la vez goza de muy poca popularidad en la Costa Caribe. Algunos de sus representantes más importantes son Jorge Celedón, Binomio de Oro, Patricia Teherán,Los Diablitos, Los Gigantes del Vallenato, Los Inquietos, Los Chiches, Nelson Velásquez, y Jean Carlo Centeno.
Vallenato de la Nueva Ola[editar]
Durante los primeros años de este nuevo milenio ha surgido un movimiento al interior de la música vallenata que propone su modernización, pero retornando a los principios fundamentales que tenía el género antes del vallenato romántico; es aquí donde se ha visto la combinación de las clásicas letras vallenatas (cantándole a la mujer, al amor, a la fiesta) combinadas con música electrónica,reggae y otros ritmos externos. Este género tuvo su principal impulsor en Kaleth Morales, miembro también de una dinastía musical vallenata.
Otros artistas han adoptado esta tendencia como Silvestre Dangond, Peter Manjarrés, Felipe Peláez, Alejandro Palacio, Fabián Corrales, entre otros.


Última edición por Admin el Miér Oct 15, 2014 12:01 pm, editado 1 vez
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 238
Fecha de inscripción : 20/08/2013

Ver perfil de usuario http://wilsongerman52.foro-colombia.net

Volver arriba Ir abajo

Re: folclor colombiano

Mensaje por Admin el Miér Oct 15, 2014 10:11 am

Festivales importantes


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Festival Vallenato 2007. Tarima Compai Chipuco.
El festival de música vallenata más importante de Colombia es el Festival de la Leyenda Vallenata, que se celebra desde 1968 en la ciudad de Valledupar. En él se premia al mejor ejecutante del acordeón con el título de Rey Vallenato. El ganador del primer festival fueAlejandro Durán, quien derrotó en la tarima "Francisco el Hombre" al legendario Emiliano Zuleta.
También es destacado el Festival Cuna de Acordeones de Villanueva, Guajira, población fuente de intérpretes del acordeón. El Festival Cuna de Acordeones fue nombrado Patrimonio Cultural y Artístico de Colombia por el Congreso Nacional mediante la Ley 1052 de 2006.13 14
Bibliografía[editar]

Araújo Noguera, Consuelo: Vallenatología: orígenes y fundamentos de la música vallenata. Tercer Mundo, Bogotá, 1973.
Gutiérrez H., Tomás Darío: Cultura vallenata, teoría y pruebas. Plaza y Janés, Bogotá, 1992.
Llerena, Rito: Memoria cultural del vallenato. Universidad de Antoquia, Medellín, 1985.
Oñate, Julio: El abc del vallenato. Taurus, Bogotá, 2003.
QUIROZ, Ciro. Vallenato, Hombre y Canto. Icaro Editores Ltda. 1 ed. 1983.
Referencias[editar]

↑ a b QUIROZ, Ciro. Vallenato, Hombre y Canto. Icaro Editores Ltda. 1 ed. 1983. p. 229
↑ a b QUIROZ, Ciro. Op. cit. p. 15-17.
↑ a b Ibidem p. 15-17.
↑ ALCALDÍA DE VALLEDUPAR. «Cacique Upar». Consultado el 9 de enero de 2009.
↑ SÁNCHEZ, Elena. Carlos Vives y el vallenato. Valores Humanos: 2004.
↑ BRUGÉS CARMONA. Diccionario folclórico colombiano. Harrison, Banco de la República, 1970.
↑ a b QUIROZ, Ciro. Op. Cit. 184 y ss.
↑ QUIROZ, Ciro. Vallenato, Hombre y Canto. Icaro Editores Ltda. 1 ed. 1983. p. 59
↑ Error en la cita: Etiqueta <ref> inválida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadasmompox
↑ QUIROZ, Ciro. Vallenato, Hombre y Canto. Icaro Editores Ltda. 1 ed. 1983. p. 58
↑ Fundación de la Leyenda Vallenata. Concursos. Piqueria.
↑ Evolución del Festival Vallenato
↑ Congreso de Colombia. «Ley 1052 de 2006». Consultado el 03-01-2009.
↑ Fundación Festival Cuna de Acordeones. «Web site oficial». Consultado el 03-01-2009.
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 238
Fecha de inscripción : 20/08/2013

Ver perfil de usuario http://wilsongerman52.foro-colombia.net

Volver arriba Ir abajo

Re: folclor colombiano

Mensaje por Admin el Miér Oct 15, 2014 12:19 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 238
Fecha de inscripción : 20/08/2013

Ver perfil de usuario http://wilsongerman52.foro-colombia.net

Volver arriba Ir abajo

Re: folclor colombiano

Mensaje por kutyman el Miér Jul 29, 2015 11:17 am

Juancho Rois y su familia


la historia de Juancho Rois y su familia




El estilo innovador de Juancho Rois le imprimió un sello al folclor vallenato. Fue reconocido como un músico muy creativo. Es famosa la expresión con la que Diomedes Díaz lo animaba: “¡Juancho!”.

“Mi hijo tiene que ser o acordeonero o futbolista”. Ese era uno de los deseos de Juancho Rois hace un poco más de 20 años, cuando apenas hacía planes para el hijo que llevaba en su vientre la monteriana Jenny Dereix, con quien se había casado hacía muy poco. El pasado viernes 21 de noviembre se cumplieron 20 años de la trágica muerte de Juancho, uno de los acordeoneros más creativos que ha dado el folclor vallenato. Hoy, su hijo Juan Humberto Rois Dereix, no ha seguido los pasos de su padre y tampoco corre tras un balón en una cancha de fútbol.

Juancho Rois se dejó ver siempre detrás de un acordeón. Acompañó musicalmente a varios artistas, entre ellos a Elías Rosado, Juan Piña, Jorge Oñate y Diomedes Díaz. Su maestría con el instrumento lo ayudó a convertirse en una verdadera leyenda. Sus pases innovadores de acordeón, en una época en la que primaba el vallenato tradicional, le dieron un puesto que aún después de dos décadas de su muerte, persiste.

Detallista, romántico, buen cocinero y con los pies bien puestos sobre la tierra, Juancho supo enfrentarse a una fama que le llegó como una estampida. Había hecho su carrera como acordeonero y así era conocido. Su faceta de compositor se fortaleció alrededor del año 1992, cuando esa musa que tanto buscan los músicos apareció en su vida, Jenny, una monteriana de cabellos rubios y sonrisa radiante, le robó el corazón para siempre. A ella le compuso la canción Por qué razón. Obstáculos, impedimentos y amor luchado fue lo que vivieron Juancho y Jenny, casi un amor de novela, y después de dos años de romance lograron ser bendecidos ante Dios en la Catedral San Jerónimo de Montería, y cuya unión fue un evento de la alta sociedad que remató con una parranda al mejor estilo de Diomedes Díaz, quien se hizo presente para acompañar a su compañero de fórmula en este nuevo paso.

Juancho le decía ‘Mocho’ a Jenny, y esto lo hacía para darle a entender que ella era ese ‘mocho’, ese pedacito que le hacía falta a su vida para estar completo. Aunque el vientre de Jenny aún no era notorio, Juancho solía acariciarlo y hablarle a su hijo, un hijo que el destino no le dio la oportunidad de conocer, pero al que le hablaba cariñosamente y llamaba ‘Mochito’, para referirse a la continuación de ese amor que sentía por su esposa.

Después de su boda con Jenny, Juancho continuó una vez más sus travesías musicales, y emprendió camino hacia Venezuela, donde les habían contratado para el día 19 de noviembre una actuación que se llevaría a cabo en el Club de los Trabajadores del Rosal, una zona de Caracas muy visitada por las estrellas vallenatas. Allí fue donde sus seguidores de Caracas le vieron por última vez, y como cosa rara de la vida, esa noche todos los de la agrupación vestían trajes negros. Siempre que se les veía en presentaciones con combinaciones coloridas.

Un álbum en que se recopilan recortes de los periódicos en los que se registró la boda, los éxitos, las presentaciones y obviamente la muerte de Juancho, es uno de los tesoros más preciados para Juanchito, el hijo de Rois. Él no ha tenido otra forma para estar cerca de su padre, además de los recuerdos que le transmite su madre y de las ejecuciones de su progenitor. “Es increíble cómo un hijo puede parecerse tanto a su padre. Juanchito tiene gestos iguales a su padre, su forma de ser, su nobleza y su tranquilidad son un gen indiscutiblemente Rois”, cuenta Jenny Derreix.

El matrimonio, el inicio de la familia Rois-Dereix tuvo un giro que nadie imaginó. La noche del 21 de noviembre de 1994 Juancho abordó una avioneta que los trasladaría hacia esta población junto a sus compañeros de grupo Eudes Granados, Rangel ‘el Maño’ Torres (fallecidos), Tito Castilla, Jesualdo Ustáriz y el piloto de la aeronave, Pedro José Monsalve; partieron rumbo a su destino, donde les esperaba el popular cantante Eunaldo Barrera, Diomedito, quien era el que iba a cantar, ya que Diomedes no asistiría a dicha presentación. Al destino jamás llegaron.

La avioneta golpeó bruscamente contra el suelo. Resultaron gravemente lesionados los 6 ocupantes, luego del accidente las autoridades se percataron de lo acontecido y trasladaron unidades de rescate hacia la zona del siniestro, de allí fueron llevados a la unidad de emergencia hospitalaria, donde no lograron salvar las vidas del piloto, Juancho, Eudes y Rangel. Las lesiones sufridas por los golpes causaron graves daños, fue así cuando la noticia corrió por todos los rincones, y la tristeza y el dolor en toda Colombia y el mundo vallenato invadieron a miles de corazones. Miles de amantes de la música del Valle del Cacique Upar, esa noche no durmieron por la tristeza que los invadía, esperando a que la noticia fuera falsa; incrédulos, golpeados y sorprendidos aún no aceptaban la realidad parecida a lo real maravilloso de Macondo.

Jenny estaba esa noche sola en su casa de Bogotá y recibió la llamada de Diomedito, en la que le avisaba el lamentable hecho. En 35 días Jenny pasó de ser la esposa de Juancho a ser su viuda, una mujer que en su ser tenía al fruto de un amor a ritmo de acordeón.

Cuenta el cajero Tito Castilla que Diomedes no quería que sus compañeros fueran a esa parranda. Juancho, tras el impacto, repetía que no sentía las piernas.

Pero ese accidente no solo truncó la vida del gran acordeonero del vallenato, cuyo estilo es seguido por Franco Argüelles y Juancho de la Espriella, entre otros, sino también la del Maño Torres, considerado en ese momento uno de los más destacados bajistas del folclor, a quien todas las agrupaciones del momento buscaban para sus grabaciones; y la de Eudes, un reconocido técnico de acordeones, hijo del maestro Ovidio Granados, cabeza de una de las dinastías vallenatas más importantes.

Desde ese 21 de noviembre la vida de Jenny cambió para siempre. El dolor de la pérdida del hombre que llenó sus días de música, atenciones y amor se contrastaba con la ilusión de la llegada de su hijo, al que decide ponerle el nombre del padre, como un homenaje a ese gran hombre que tuvo a su lado.

Solo siete años después de la muerte de Juancho, Jenny se sintió preparada para rehacer su vida amorosa. Hoy está felizmente casada y tuvo otro hijo. Los recuerdos de Juancho siguen siendo parte de sus días, y más cuando se sienta a ver a su hijo Juanchito. Fotos, cuadros, un sinnúmero de canciones que siguen sonando en la radio y en las parrandas de las esquinas son el aliciente para saber que Juancho sigue vivo y que gracias a su estilo único para interpretar el acordeón, todavía cuenta con un lugar irremplazable en el gusto de los amantes del vallenato.

La tumba de Juancho está en el cementerio de San Juan del Cesar (La Guajira). Allí reposan sus restos desde cuando miles y miles de seguidores le dijeron adiós. Veinte años después, y por iniciativa de Juanchito, se están realizando gestiones para trasladarlo a una tumba especial en la que se le hará un monumento acompañado de un acordeón; un homenaje que busca brindarle tributo a un artista que marcó la historia de la música vallenata, y que le dio a este género hermosas letras y melodías que siguen siendo tarareadas por millones de personas en Colombia y el mundo.
avatar
kutyman

Mensajes : 83
Fecha de inscripción : 15/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: folclor colombiano

Mensaje por kutyman el Miér Jul 29, 2015 11:18 am

La oreja de Juancho Polo Valencia


Esta es una historia, que tal vez, la mayoria de seguidores del folclor desconocen, sobre el reconocido Juancho Polo Valencia, el cual vivió durante la época de la bonanza bananera, donde él con su acordeón animaba las famosas ‘quincenas de la zona’.
Durante la bonanza del oro verde que vivió la zona bananera en las primeras décadas del siglo anterior, era ésta la región que imantaba la atención de músicos, aventureros, obreros y campesinos de todo palambre que hasta allí se desplazaban desde los confines de nuestro litoral e incluyendo los pueblos de la Gran Provincia de Padilla.

En estos años dorados del banano, la generosidad del cultivo le permitía a la United Fruit Company brindar una halagadora remuneración a todo aquel que supiera blandir una chambelona a la hora de la zafra.

El billete traqueaba a la par del dólar y existen evidencias de aquellas lujuriosas noches de cumbiamba en que las espermas al extinguirse eran reemplazadas por fajos de billetes ardiendo que cualquier borracho le ofrecía a una voluptuosa hembra de caderas insolentes.

La compañía pagaba cada 15 días y fueron muy famosas ‘las quincenas de la zona’, un tipo de jolgorio a todo nivel, donde siempre de la mano, el ron, las damiselas y la plata, se derrochaban a placer.

Uno de los grandes animadores de aquellas quincenas macondianas fue el maestro Lorenzo Morales durante el par de años, que allí en la zona estirando el fuelle del ‘guacamayo’, dejó la huella de su maestría musical que hasta nuestros días ha perdurado.

‘La compañía’ como todos llamaban a la United Fruit, tenía esplendidos comisariatos diseminados en todas las áreas de cultivo y sus trabajadores poseían un carnet para retirar con ellos víveres y abarrotes, cuyo valor era descontado al momento de la paga.

Los precios estaban por debajo de las tiendas secundarias o particulares las cuales hacían su agosto entre los obreros al cambiarles el cupo del carnet por físico ron y revendiendo entonces los productos adquiridos a través del leonino cambalache.

Por otra parte ‘la compañía’ manejaba una importante explotación ganadera en tierras aledañas que tenían la limitación del riego, con el fin de abastecer la demanda de carne de los empleados y a la vez aprovechar el rechazo del banano y los desechos de la plantación en la ceba de novillos que nunca bajaron de 10 mil según algunos mayores que vivieron aquella época.

juanchopoloJuancho Polo Valencia fue otro de los acordeoneros que merodearon por la zona en la década del 40 y era muy frecuente verlo en Arácataca, donde vivía ‘La niña Mane’, una de las musas inspiradora de sus cantos.

Cualquier noche de quincena en la cercana vereda El Cauca, equidistante entre ‘Cataca’ y El Retén, animaba Juancho Polo una parranda para un grupo de admiradores, la mayoría vaqueros en los hatos de la compañía. Un ‘latoso’ de los que nunca faltan en una ‘bebeta’, término fajándose a las trompadas con Polo Valencia, que era hombre quisquilloso y de muy pocas pulgas.

Juancho tenía una derecha demoledora, pero el ‘latoso’ le salió ‘buen gallo’ con la zurda y en un intercambio de puños, mordisco y ‘patá’, rodaron abrazados por el suelo y el fulano de una feroz dentellada le cerceno un pedazo de la oreja derecha, tragándosela en actitud desafiante.

El juglar, bañado en sangre, aullaba de dolor y el grupo de vaqueros enfurecidos enlazaron al aprendiz de caníbal, arrastrándolo con las bestias por todo el vecindario hasta causarle la muerte, para luego fugarse en la oscuridad de la noche.

Valencia agarró el acordeón y fue a parar a la carrera hasta San ángel, refugiándose en la finca de su amigo ‘El Mono’ Meza durante una larga temporada, hasta que las cosas se aclararon y arreglaron.

A partir de entonces Juancho comenzó a usar el sombrero siempre ladeado hacia la derecha ocultando así el ‘boquete’ en su auricular, lo que lo mortificó y acomplejó, por el resto de su vida.

En el ocaso de su carrera, ya olvidado y despreciado por la gente del pueblo a quien tanto alegró, los muchachos traviesos allá en Fundación, se mofaban de él al tumbarle una estrambótica gorra con orejeras que usó en sus últimos días a falta de un buen sombrero vueltiao con el que siempre se distinguió en su época de gloria.

Publicada por
JULIO OÑATE MARTÍNEZ/El Pilón

_________________
avatar
kutyman

Mensajes : 83
Fecha de inscripción : 15/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: folclor colombiano

Mensaje por kutyman el Miér Jul 29, 2015 11:19 am

ANICETO MOLINA,
EL ALUMNO MAS AVENTAJADO DE ANIBAL VELASQUEZ.
Cordobés de nacimiento
Aniceto, el sexto hijo de Miguel Molina y Aurora Aguirre, nació el 17 de Abril de 1939 en el Campano corregimiento de Pueblo Nuevo, en pleno corazón de Córdoba.
Anastasio su hermano mayor lo introdujo en la música cuando Aniceto tenía 12 años.
Aniceto molina el discípulo más aventajado del legendario Aníbal Velásquez en la ejecución del acordeón, y uno de los máximos difusores de la música colombiana en el exterior; falleció el pasado lunes 30 de Abril en el University Hospital de San Antonio Texas (EE. UU.), donde estaba recluido desde el 22 de Febrero por afecciones pulmonares.
El deceso del veterano artista se produjo a las 5:17 de la tarde, hora local, y más tarde fue dado a conocer por Johnny, uno de sus hijos:
“Mi padre entro al hospital, y de ahí no saldría con vida. El 11 de marzo lo ingresaron a la UCI”, señalo Johnny, en un lacónico escrito.
Aniceto tenía 31 años de residir en San Antonio. A esa ciudad llego en 1984 procedentes de la ciudad de México, donde vivió durante 11 años.
Conocido también como el “El embajador de la Cumbia”, Aniceto cumpliría dentro de contados días 76 años.
“Soy cien por ciento discípulo de Aníbal Velásquez. Además de que él tuvo una notaría influencia en la ejecución de mi acordeón, me permitió el honor de reemplazarlo n en su conjunto durante varios meses cuando se marchó a Venezuela por asuntos profesionales”, nos dijo en 2012 Aniceto Molina, Precisamente, con los integrantes del conjunto de Aníbal Velásquez, cantado José“ Cheito’ Velásquez y tocando Aniceto el acordeón , salió a luz en el primer semestre de 1963, con el nombre de los Costeñitos, Un disco de larga duración presentado por el sello Sonolux que incluyo , entre otros temas, Serenata con Agua, Hombre pobre, Rana Platanera y la ronchita , una guarachiqui que logró trascendencia nacional internacional y fue éxito en el carnaval de Barranquilla, de 1964:Asi no me gusta a mi/ Que me rasquen, que me tasquen/ Así no me gusta a mi/ que me rasquen, que me rasquen /por qué lo que me disgusta/ es que eso pica y después arde/por qué lo que me disgusta /es que eso pica y después arde…………
Al retornar Aníbal Velásquez a Colombia, Aniceto se desvinculo del conjunto y se unió mas tarde, en 1968, al grupo de Alfredo Gutiérrez, en coodiscos, y formo los Caporales de Magdalena.
“Hicimos una tremenda llave y producimos música de la buena. Uno de nuestros grandes éxitos fue Coquito de agua, de autoría de Esthercita Forero, rememoró Aniceto, quien también tuvo palabras de elogios para Alfredo Gutierrez, a quien consideraba “El más completo de los acordeoneros del mundo”.
“Por mi compadre Alfredo guardo un profundo respeto y una inmensa gratitud, pues gracias a varias canciones de su autoría, como Apartamento tres; Cabaretera y el Diario de un borracho, Soy un ídolo en buena parte de Estados Unidos, en México y Centroamérica”.
REACCIONES
Aníbal Velásquez califico de la muerte de Aniceto como “una pérdida irreparable y un día triste para la música. Estoy realmente conmocionado con esta nefasta”, dijo.
Alfredo Gutiérrez señalo que “se ha ido uno de lo9s músicos que verdaderamente hacían patria. Aquí en Colombia no se dimensiono su inmensa calidad como si la valoraron en el exterior: Prueba de ello fue la repercusión que tuvo en diversos países de la información de su muerte” Anoto el Trirrey vallenato. Por su parte Rigoberto Réstan Doval, coordinador de Sayco en Montería, dijo que Aniceto Molina, conocido también como el “El Tigre sabanero’,” Era más que un juglar, su legado será conservado en piezas representativas de la cumbia y el vallenato “ . Los restos de Aniceto serán traídos a Colombia en las próximas horas.
SU ÚLTIMO CONCIERTO
Aniceto estuvo de visita en Colombia en Junio de 2014, tras varios años de ausencia, y ofreció un emotivo concierto en el estadio de futbol de Sincelejo.
CANCIONES CLASICAS DEL REPERTORIO DE ANICETO
Sus grande fueron ´Así soy yo´ y la ´Ronchita ´, pero también cantaba ´Los Sabanales’, ‘La Cumbia sampuesana´ y ´La Gorra´, de otros intérpretes.


BIBLIOGRAFIA:
Tomado del periódico Al Día
Edición de 1 de Abril de 2015
Por Fausto Pérez Villareal

Y la colaboracion especial de estella benedetti soto

avatar
kutyman

Mensajes : 83
Fecha de inscripción : 15/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: folclor colombiano

Mensaje por kutyman el Miér Jul 29, 2015 11:20 am




]Julio Erazo Cuevas, el juglar guamalero

Publicado el Viernes, 06 Junio 2014 | Escrito por Luis Carlos Ramírez Lascarro


Julio Erazo Cuevas / Foto: Oscar Humberto Gómez

Una de las grandes constantes de la humanidad es la necesidad de contar y oír historias, sin importar el grado de realidad o ficción que éstas tengan ni la forma en la que se presenten estas narraciones: oral, escrita o cantada.

En cuanto a las narraciones cantadas, de las manifestaciones folclóricas del cancionero colombiano, la música de acordeón del Caribe ha provisto uno de los mayores aportes en cuanto a calidad y cantidad de las composiciones, los temas abordados y el acento particular regional en el tratamiento a dichas historias o sucesos, destacando tradiciones, personajes y costumbres de su entorno, desde sus inicios.
Las canciones se han tenido, de manera general, como un género menor de poesía y eso, en el caso en el que se les llega a considerar poesía. Esta suerte de desprecio, por parte de los literatos, se ha dado, seguramente, por la sencillez de sus figuras literarias y sus temáticas, cosa que dificulta el hecho de que su lenguaje pueda ser catalogado, sin muchos reparos, como poético de acuerdo al estado alcanzado por la poética moderna olvidando el origen pleno que tiene la poesía, la literatura toda de las lenguas modernas Europeas y Americanas, en los cantos del medio evo y sus dos vertientes: juglaresco (trovas) y clerical (oraciones). Han sido nuestros compositores e intérpretes populares quienes se han encargado de contarnos nuestra historia al margen de las versiones oficiales, ayudándonos a conservar, en mayor o menor grado, la memoria de lo que fuimos y el testimonio de lo que hemos llegado a ser, para bien o para mal. Rara vez esto lo han hecho con igual eficiencia los literatos, a pesar de sus ínfulas y su engreimiento.
Hoy día, que la calidad literaria de las canciones que se popularizan en las estaciones radiales es regularmente desastrosa y que se da por sentado que, con el fallecimiento del maestro Leandro Díaz el pasado Junio del 2013, los juglares de la música vallenata han desaparecido, vale la pena volver la mirada a uno de los más prolíficos compositores colombianos: Julio Erazo Cuevas, barranquillero de nacimiento, pero guamalero de crianza y composición. Compositor que abarca y sobrepasa el ámbito de las músicas de acordeón del caribe colombiano, injustamente reducidas al término genérico y castrante de vallenato y que en Marzo de este 2014 celebró sus 85 años de vida.
Sus canciones, compuestas en múltiples géneros, son de esas pocas que han sobrepasado todas las fronteras posibles, para sostenerse, en tiempo y espacio, gracias a sus melodías a veces cargadas de los más profundos sentimientos y otras, de una singular alegría y jocosidad y a sus letras sencillas con las cuales ha construido un universo narrativo particular y bello.
El lenguaje, oral o escrito, es, como todos los demás, un sistema expresivo dotado de poder significativo y comunicativo, lo cual lo hace válido y útil para quien lo emplea dentro de las convenciones que le rigen. Las canciones populares, al contrario de muchos poemas sí dicen algo, sí permiten comunicación entre sus actores y para esto se necesita claridad, concisión, precisión y naturalidad. Fluidez. El lenguaje poético no es, necesariamente, lenguaje abigarrado, sino vivo. Alcanzar una belleza llana, sencilla, es tanto o más complejo y exigente que una belleza abigarrada y es en esto, precisamente, en lo que quiero detenerme, en resaltar que con un lenguaje poco más que cotidiano y no siempre inocente aunque en ocasiones un poco burdo puede cantarse y contarse bellamente y puede, también, cumplirse con rigurosidades métricas.
En sus canciones el maestro Erazo, regularmente, sigue las normas de la métrica española, tanto en rima como en extensión y ritmo, como lo veremos en fragmentos de algunas de sus más conocidas composiciones.
Compadre Chemo, el paseo hecho famoso por el gran Alejo Duran, que constituye un verdadero monumento a la amistad, y con el cual busca desagraviar a su querido compadre Anselmo Montes, está constituido por estrofas de cuatro versos decasílabos cada una, con una rima consonante:

Tengo pena con compadre Chemo,
tengo pena porque yo no fui,
a la fiesta de ese dos de Enero
y con tanto que le prometí.

Su célebre tango, Lejos de ti, dado a conocer por Raúl Garcés, es una muestra no sólo de su versatilidad rítmica, sino de la intensidad de sus imágenes que, en sólo unas líneas logran condensar todo el desconsuelo de unos amores contrariados por la distancia. Inicia con dos cuartetas asonantadas o coplas, con todos sus versos de arte menor y rima consonante en los versos pares, como debe ser:

Hoy que la lluvia
entristeciendo esta la noche,
y las nubes en derroche
tristemente veo pasar,

viene a mi mente
la que lejos de mi lado,
el cruel destino ha posado
solo por verme llorar.

Si, en sí mismo este dominio de la métrica del cancionero y la poesía popular de la lengua española es un mérito que se debe reconocer en las composiciones del maestro Erazo, el contenido de las letras mismas debe mirarse con detenimiento, también, para dar un justo valor a sus canciones.
Iniciando a revisar temas que hoy día son comunes en lo que podríamos llamar laGeneración sin nombre de los compositores del caribe colombiano, esos en cuyas canciones las letras casi siempre hablan de un solo tema: el amor, tema de toda gran literatura, pero que, en este caso es tocado de manera cursi, por decirlo menos, cuyo sujeto lírico es un sujeto humillado, fingido, llorón, que no asume su sentimiento con romanticismo sincero, profundo y trascendental, buscando elevarse a sí mismo y al ser amado, sino que se asume de manera masoquista y autodestructiva, podemos fijarnos en las letras referidas al mor del juglar guamalero. Las letras del maestro Erazo, están, principalmente, cargadas de una actitud altiva, no de humillación ante el ser amado y esquivo, más allá del dolor y la desolación, como, se evidencia, a continuación, en el tema¿Ya para qué? grabado por Rodolfo Aicardi y Los Hispanos:

Te olvidaste de mis besos,
de mis caricias y mis amores.
Toditito me abandonaste,
y te olvidaste de mis dolores,

¿si tú no sabes querer,
si te gusta traicionar,
por qué me diste tus besos
y el fuego de tu mirar?

Dos de sus mayores éxitos: Hace un mes y La espumita del río, grabados con el conjunto decano del Caribe colombiano, Los corraleros de Majagual, son temas que a pesar de su corte alegre en la melodía, tienen unas letras cargadas de sentimiento que, recurrentemente, pueden pasar desapercibidas en medio del baile al que, sin lugar a dudas, invitan apenas empiezan a sonar:

Hace un mes que no te miro,
hace un mes que no te abrazo,
hace un mes que no suspiro,
apretado entre tus brazos.

Hace un mes que estamos lejos
saboreando esta negrura:
tú pensando en mi tristeza,
yo pensando en tu amargura.

*
Ahí te mando mi cariño,
con la espumita del río,
es un pedazo de mi alma
que va muriendo de frío.

Como no vienes a verme
mi cariñito te envío:
en la espumita del río,
con la espumita del río.

El consuelo que me queda es, quizá, una de las canciones que mejor puedan ejemplificar esta actitud altiva ante el despecho, no sólo en la literatura musical del maestro Julio Erazo, sino en todo el ámbito musical del caribe colombiano:

Me dices que te vas, porque ya tu no me amas,
porque ya tu no me amas, porque ya tu no me quieres,
¡Ay! Y el consuelo que me queda, morenita,
que en el mundo todavía quedan mujeres.

Nada haces con decir que tendrás otro cariño,
que tendrás otro cariño, que tendrás amores nuevos,
¡Ay! Y el consuelo que me queda, morenita,
que de todos tus amores fui el primero.

El amor, que ha sido tema central en toda la poesía y en las composiciones del maestro Erazo, ha tenido, como no, un papel preponderante, permitiéndonos encontrarnos en ellas con diversos tipos de declaraciones, entre las cuales destacan las siguientes:

Si en tus miradas de mar violento yo naufragara,
para que tus brazos se condolieran y me salvaran.

Ven hacia mí, no te me vayas que me haces falta,
coloca tu alma cerca de mi alma y seré feliz.
(Tengo un amor)

Hace como cinco años
yo dejé a Rosalba siendo una niñita,
pero desde aquél entonces
ya se le notaba que iba a ser bonita.

Da la casualidad que a mi regreso
la encuentro convertida en señorita,
con unas ganas de robarle un beso
para ver a que sabe su boquita.
(Rosalbita)

Como consecuencia de esta composición, el maestro debió incursionar en otro campo de la literatura musical del caribe colombiano y es el referente al de los celos. La famosísima canción Celosa y guapa o La mujer que tengo, fue la empleada por él para decirle a su esposa Elides que tranquila, pues por nada la cambia en la vida…

La mujer que tengo
se pone celosa y guapa,
porque yo compongo
canciones pa las muchachas.

Por ejemplo ahora,
conmigo se puso brava,
porque yo compuse
un paseo para Rosalba.

Déjate de cosas,
quédate tranquila,
que yo no te cambio
por nada en la vida.

Otra característica típica de las composiciones de estilo narrativo de la música del caribe colombiano, generalmente conocidas como vallenatas, es el canto al amigo, al compañero de parrandas y otras actividades. El maestro Julio deja constancia de cariño a sus amistades en varias composiciones, además de la consagrada: Compadre Chemo. Estas composiciones son: Me voy pa La Gloria, dedicada a su amigo Ubaldo Meneses, y el paseoArturo Pava, grabada por Lisandro Mesa:

Voy a esperar el verano,
para que salga la playa
y visitar a La Gloria,
tierra donde uno se amaña.

Ahí vive Ubaldo Meneses,
él se los puede decir:
Llegó de paso a La Gloria
y ahora no quiere salir

Él era un gallo jugado,
que en muchos patios cantó,
pero encontró con Juanita
y las espuelas perdió.

*
Voy a dedicar un son
a un amigo guamalero,
lo merece con razón,
por lo alegre y parrandero.

Y si no me queda bueno
va a tener que perdonarlo,
pero si me queda bueno,
va a tener que festejarlo.
Si lo quieren conocer,
Pónganle mucha atención
Él se llama Arturo Pava,
Arturo Pava Pabón.

La picaresca no está ausente en sus letras, por el contrario suele ser una herramienta de uso corriente en sus composiciones para relatarnos acontecimientos cotidianos, con su óptica particular. En el Paseaito El plantao, grabado con El combo zuliano en 1979, podemos empezar a ver esta picardía:

Oigan lo que me pasó
en la fiesta e Santa Rosa,
en el baile me encontré
una pareja preciosa.

Bailando la piropeaba
y ella siempre sonreía,
y aceptaba enseguidita,
todo lo que le ofrecía.

***
Cuando el baile se acababa
yo pensé con picardía:
La convido y me la llevo,
y ¡Ayayay! mamita mía.

Pero el dueño del picó
me la quitó sin pretensiones:
Esta es la señora mía
y gracias por sus atenciones.

Con este otro Paseaito, El muñeco, el maestro nos muestra la arista del doble sentido en su picaresca:

Tengo un muñeco en mi casa,
que le gusta a las muchachas,
y si lo saco a la calle,
observen lo que le pasa:

Alicia me lo acaricia,
Aurora me lo enamora,
Gertrudis me lo sacude,
La reina me lo despeina,

Jacoba me lo joroba,
Teresa me lo endereza,
Francisca me lo pellizca,
Renata me lo maltrata.

En el Paseaito, El bailador, grabado con Los corraleros de Majagual, nos da otra muestra de esa picaresca que sirve para mostrar las dos caras de una realidad, aparentemente neutral:

Una vez bailaba yo con mi novia en el Callao,
yo bailaba cerradito y ella bailaba pegao,
le apretaba la cintura y estaba yo entusiasmao,
cuando chequié que mi suegra me tenía el ojo clavao.

Cogí la pareja entonces y le di una vuelta entera
Y así le dije a mi novia, pa que me oyera mi suegra:
Negrita no aprietes tanto, mirá que estoy sofocao,
Mejor bailemos abiertos, porque así es más refinao.

Enseguida oí que mi suegra conversaba con la gente:
¡Ay! Que yerno tengo yo, tan pulido y tan decente.
Yo por dentro me reía y pensaba entusiasmao:
¡Vieja bruta si me viera cuando bailo arrinconao!

Finalizando estas narraciones de tipo jocoso, la canción Chelín, popularizada por la agrupación Los ocho de Colombia, da cuenta de la fama de “mala suerte” de este personaje típico guamalero:

Chelín es un tipo,
un tipo de malas,
que por donde pasa,
todito lo sala.

Su mamá le regaló
unos huevos para echar,
la gallina le sacó
pura lechuza no más.

Ámbito de la composición que no puede faltar en las composiciones de todo juglar de la música del caribe colombiano, son las descripciones de paisajes naturales o de costumbres y el maestro Julio, lo hace, con lujo de detalles en varias de sus composiciones, como es el caso de la reconocida: Adiós, adiós corazón, muy conocida en el interior del país en la interpretación hecha por el Cuarteto imperial.

Qué bonita está la noche,
radiante como ninguna,
con sus luceros brillantes,
con el fulgor de la luna,
con la voz del caminante,
que va buscando fortuna.

En la siguiente composición el maestro nos da detalles paisajísticos y costumbristas sutiles y acertados para su propósito descriptivo del municipio de Margarita, Bolívar:

El pueblo de Margarita
tiene un pequeño detalle,
tiene dos leguas de largo
y apenas tiene una calle.
Por eso Dios lo distingue
Cuando se aleja la tarde.

Que me voy… pa Margarita,
la tierra de las naranjas
y las muchachas bonitas,
donde pasa el Magdalena
diciendo adiós con su brisa.
(La cumbia margaritana)
Como hemos podido ver en este breve y rápido recorrido por la amplia obra del maestro Erazo, no fue Leandro Díaz el último juglar de la literatura musical del caribe colombiano, pues con esto se estaría olvidando injustamente, además del maestro Julio, a compositores que no son menores a estos en talento y creatividad, tales como: Calixto Ochoa, Adolfo Pacheco, Emilianito Zuleta, Marciano Martínez y el mismo Carlos Vives, quien, como el maestro Erazo no sólo ha compuesto ritmos típicos de las músicas de acordeón del caribe colombiano, sino que ha incursionado en otros ritmos y fusiones que, sin lugar a dudas han constituido una revolución en la música vallenata y colombiana en general muy poco entendida y valorada en su justa y real dimensión. Estos autores, junto a Horacio Mora, el de más reciente figuración, si bien es cierto, no cumplen la misma función comunicativa que los juglares de antaño por las características actuales de los medios de comunicación e información, cultivan y sostienen la narración de eventos cotidianos de la región, tocados por los ineludibles cambios circunstanciales que trae el paso del tiempo y que, en algunas de esas composiciones, sobre todo de Vives, tienen un claro acento citadino, aunque enraizado en la tradición musical caribe de la cual surgió.
Las letras del maestro Erazo comparten los mismos rasgos circunstanciales, similar inspiración, amor por la palabra e inventiva melódica en la expresión de sus vivencias que las de los demás juglares entronizados por los pontífices de la música vallenata y que son, en suma, las de su pueblo y sus paisanos.
Es importante volver a escuchar y revisar estas letras y melodías, para darles su justo valor y comprenderlas como el gran tesoro de la literatura musical del caribe colombiano que son. Para recordar, también, que no se necesita tener letras vulgares, sensibleras ni ridículas para sonar en la radio, pues, sobre todo en el interior del país, suenan casi todos los fines de semana y en todos los especiales de música tropical sin que sus programadores y oyentes lleguen, siquiera, a imaginar que el compositor de: Yo conozco a Claudia, Adonay, Adiós, adiós corazón, Lejos de ti, El bailador, y demás obras aún vive, ha seguido componiendo, es uno de los más prolíficos compositores del país y no ha necesitado payola para tener ese merecido lugar en sus oídos y sus corazones.

Luis Carlos Ramírez Lascarro


avatar
kutyman

Mensajes : 83
Fecha de inscripción : 15/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: folclor colombiano

Mensaje por kutyman el Miér Jul 29, 2015 11:22 am

GABY GARCIA


RECORDANDO AL "GABY GARCIA





"oye tu pareces hermano mio"..
Gaby García, a la sombra de Rafael Orozco
Gabriel ‘Gaby’ García nació un 24 de marzo, la misma fecha de nacimiento de Rafael Orozco (pero algunos años después). Su parecido físico con el primer cantante del Binomio de Oro fue una bendición y una sombra muy larga.
Conoció a Orozco cuando ya era famoso: "Oye, tú pareces hermano mío pareces mi espejo jaja", le dijo el cantante cuando lo vio. Y mientras Orozco hacía éxitos como La creciente o El higuerón, Gaby trabajaba en las minas del Cerrejón. A la par, se presentaba en festivales para foguearse como cantante aficionado. En las competencias conoció a Jean Carlos Centeno cuando "era un pelao de granos en la cara".
Estaba en las minas cuando supo de la muerte de Rafael Orozco, el 11 de junio de 1992. Dos meses después, se vio encaramado en una tarima de Miami, debutando con el Binomio de Oro, en un homenaje a la memoria de Rafael Orozco.
"Un día me llamaron –recuerda–, me hicieron una prueba y después de un par de ensayos resulté en Miami". Siguieron las giras y una Orquídea de Plata en Venezuela.
En el disco Todo corazón, Israel Romero apareció sentado junto a una silla vacía. En ese álbum, Gaby grabó ocho canciones. Jean Carlos cantó cuatro.
Hay desacuerdo sobre la reacción del público al ver a Gaby, un casi gemelo de Orozco, ocupando su lugar: "Todas las reacciones fueron positivas", dice él. Sin embargo, el rumor dice que la gente no soportó el parecido.
Al disco siguiente, Jean Carlos se quedó con los éxitos y a él le dieron pocas canciones. Era hora de partir.
Fuera del Binomio, Gaby grabó otros discos, con canciones de Orozco porque la gente lo pedía. En el 2001 grabó un homenaje a su ‘gemelo’.
Cuando le salió la visa de residente en Estados Unidos, se fue para Miami. Trabajó en una farmacia, intentó tocar vallenato en bares, pero lo dejó porque no encontró acordeonero. Ahora enseña español en un colegio de bachillerato .
"No he podido quitarme la sombra de Rafa –concluye–. Quería ser yo: Gaby García. Intenté cambiar: me teñí el pelo de rubio, me quité el bigote, me puse los ojos de colores. Pero la gente me pide hasta la colita larga. No me perdonan: siempre que ven al ‘Gaby’, quieren oír cantar a Rafael".
García comentó de su amistad con Israel Romero, del cual sabe poco desde su salida del Binomio de Oro, agrupación de la cual no quiere opinar, solo que la sociedad y amantes del vallenato den su concepto.
nos comentó además de un libro que es una autobiografía de su vida "les comento a los lectores que estoy haciendo una autobiografía donde aprovecho y empalmo la vida mía de niño hasta llegar a esos festivales y a conocer a Rafael Orozco en casetas como aficionado y le coloco a ese libro por título "El Binomio que yo conocí".esten atentos para adquirirlo.
Francisco Marulanda.





avatar
kutyman

Mensajes : 83
Fecha de inscripción : 15/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: folclor colombiano

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.